Mantenimiento y reparación de autos

Los vehículos son un conjunto de piezas mecánicas y eléctricas que se unen en un todo y nos permiten trasladarnos de un punto A hasta un punto B, y como toda máquina requiere de mantenimiento y reparación de autos cada cierto tiempo para poder funcionar de forma correcta.

En este artículo te mostraremos cómo detectar las posibles fallas que puedan afectar el funcionamiento de tu vehículo, por qué es importante hacer mantenimiento preventivo.

Aunque lo primero que te mostraremos será como…

Cómo elegir un taller de reparación

  • Lo mejor es pedir recomendaciones a conocidos, amigos y familiares que tengan autos y recomienden un taller confiable. Antes de comprar un vehículo consigue un buen taller, estos incluso pueden ayudarte a verificar que el auto que quieres está en buenas condiciones.
  • Utiliza el buscador de Google para encontrar talleres cerca de ti, llamalos para conocer sus precios y garantías de reparación para conseguir el que sea más conveniente para ti.
  • Si en tu ciudad o región se requiere de licencia para tener un taller puedes pedirlas para conocer si es un taller certificado.
  • Averigua en qué tipo de vehículos se especializa el taller, ya que esto puede ser conveniente, algunos talleres no trabajan con algunos tipos de coches.
  • Por último, asegurate de que cumpla con garantizas de reparación de autos.

Cómo elegir un técnico

A la hora de elegir un mecánico además de que sea de confianza debes de tener en cuenta otros factores como:

Que el taller en el que trabaja tenga certificaciones, esto permite saber que los técnicos que trabajan en este tienen conocimiento en la materia y especialidades en diferentes prácticas como, pintura, soldadura, motores, electricidad, refrigeración.

Aunque claro, estas certificaciones no garantizan que el trabajo sea el mejor, por ello debes ir con un mecánico que ya se conozca por su trabajo.

Recuerda preguntar antes al mecánico o técnico si tienen experiencia con la marca y modelo de tu vehículo.

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es la mejor forma de evitar averías o fallas en el vehículo, así podrás tener la seguridad de que tu carro funcionará de la forma correcta durante toda su vida, esto implica cambiar de aceite, filtros, refrigerantes, lavados, limpiezas, pulidos y demás.

¿Cuáles son las consecuencias de posponer el mantenimiento?

El vehículo es un conjunto de piezas que se complementan una con otra para poder mantener al auto en funcionamiento, por ello cuando se deja a un lado el servicio de mantenimiento se pueden generar problemas.

La falta de mantenimiento a una parte del vehículo puede hacer que este pueda ocasionar fallas en piezas o en todo el sistema, teniendo como resultado caras reparaciones, que pudieron ser evitadas.

Una consecuencia común de falta de mantenimiento es: no cambiar el aceite, esto puede ocasionar que el vehículo pierda rendimiento  y consuma más combustible debido a que el motor ya no tiene la misma lubricación.

¿Qué hacer para evitar reparaciones costosas?

Todos los vehículos tienen un manual de usuario que debes de leer para conocer cuales son los cuidados continuos que debes hacer al coche para mantenerlo en perfecto estado según el fabricante.

Existen talleres que tienen su propio plan de mantenimiento que consiste en hacer chequeos de forma más frecuente a la que indica el fabricante. 

Esto último puede ser conveniente para descartar fallas, pero puede generarte más gastos, por lo que te recomendamos asesorarte bien y pedir al taller por qué es que es conveniente hacer el mantenimiento 

Cómo prevenir problemas

En la mayoría de los casos se pueden prevenir problemas antes de que sean más graves y requieren de un mantenimiento y reparación más costoso.

Se puede prevenir un problema conociendo muy bien su vehículo, así podrá notar cambios en el funcionamiento de este, notar olores, sonidos y ver cosas que no suelen ocurrir, como perder líquido de un color raro o cualquier otro.

Aquí abajo te mostramos cómo prevenir fallas en tu vehículos. 

Problemas visibles

Son esas fallas que se pueden detectar por medio de la vista, por ejemplo:

  • Líquidos de colores verdes, amarillos o azul claro pueden indicar perdidas de anticongelante o sobrecalentamiento de motor.
  • Las líquidos de color negro o marrón indican que hay perdida de aceite y el motor tiene problemas en el cárter o en las juntas.
  • Por su parte las manchas de color rojizo puede deberse a perdidas de liquido de la transmisión.

Huele a problemas

Estos son los problemas que puedes detectar gracias al olfato, así que si no tienes este sentido, lo sentimos. F.

Los olores más comunes son el de gasolina, aceite quemado, olor a plástico quemado, estos se pueden dar por diferentes razones, fugas, mala combustión, aceite entrando a la mezcla de la combustión y el olor a plástico puede darse por cortocircuitos.

Suena a problemas

Cuanto el vehículo produce diferentes sonidos ya sea en el arranque o al conducirlo es indicativo de que algo está fallando en este, así que cuando esto suceda lo mejor es acudir al técnico para que le dé una revisada.

Cómo corregir los problemas

Los vehículos suelen presentar varias fallas que no siempre requieren de un técnico para corregirlas, en otros casos sí. Aquí te dejamos algunas fallas más comunes en los autos.

  • Batería, cuando tu coche no enciende puede parecer que la batería está agotada, pero solo puede bastar con limpiar los terminales y apretar bien los contactos para que el coche pueda arrancar.
  • Alternador, es otro de los problemas que suele afectar a los coches, los cables de este suelen romperse o desprenderse, por lo que puedes optar por ponerlos en su lugar y si esto no funciona mejor ir con un técnico.
  • Silenciador, este se encuentra en el tubo de escape y se suelen reconocer fallas en este cuando hay ruidos desagradables saliendo de este.